“El Pericardio, guardián de nuestra divinidad” por Montserrat Gascón en la 2a edición de Ciencia y Espíritu (Barcelona – 2011)